DIABETES

Técnicas para su cuidado

El Departamento de Retina y Vítreo del Centro Oftalmológico Moreiras, tiene como objetivo ofrecer el mejor tratamiento tanto médico como quirúrgico, de las enfermedades que afectan la retina.

Para ello contamos con las más avanzadas técnicas diagnósticas entre las que se incluyen Angiografía y Fotografía Digital (Imaginet®) y Tomografía de Coherencia Óptica de última generación (OCT-3 Humphrey-Zeiss® y Topcon), que permiten una valoración más precisa y por lo tanto una mejor elección del tratamiento.

También se cuenta con el instrumental quirúrgico más apropiado así como distintos tipos de láser para el tratamiento óptimo de enfermedades retinianas como: Desprendimiento de Retina, Retinopatía Diabética, Enfermedades vasculares de la retina (trombosis venosas), Degeneración Macular Asociada a la Edad, Agujero Macular, Traumatismos y Uveítis, entre otras.

Examen del Fondo del Ojo

Para examinar el fondo del ojo es necesario dilatar sus pupilas aplicando unas gotas en los ojos. Después de 30 minutos, su oftalmólogo podrá observar la retina.

Es normal que una vez dilatadas las pupilas, vea borroso. Esta visión borrosa desaparecerá con el paso de algunas horas, dependiendo de la clase de gotas que se hayan utilizado.

Estudios Especiales

TOMOGRAFÍA DE COHERENCIA ÓPTICA (OCT)
TÉCNICAS AVANZADAS PARA EL DIAGNÓSTICO Y CONTROL DE LAS ENFERMEDADES DE LA MÁCULA Y DEL GLAUCOMA

Desde hace pocos años se ha incorporado en el arsenal diagnóstico de los oftalmólogos un nuevo y muy útil instrumento conocido como Tomógrafo de Coherencia Óptica (OCT según sus siglas en inglés). Dicho método de examen utiliza un instrumento óptico de precisión acoplado a un sistema informático capaz de generar imágenes de cortes transversales (tomografías) de la retina, algo que hasta hace poco tiempo solo podía estudiarse en un laboratorio examinando el tejido bajo un microscopio.

Su funcionamiento se basa en una técnica de medición óptica llamada “interferometría de baja coherencia”, la cual está basada en un principio análogo de los ultrasonidos, pero en lugar de ondas acústicas utiliza un haz de luz. Gracias a la diferencia que hay entre la velocidad del sonido y la luz se ha logrado medir estructuras y distancias en una escala diez veces menor que la hasta entonces aplicada, con una resolución in vivo de aproximadamente 10 micras (1 micra equivale a la milésima parte de un milímetro). No requiere contacto con el tejido examinado pero requiere una transparencia suficiente de los medios ópticos que permite obtener una señal detectable.

Al no requerir contacto entre el instrumento y el ojo, se facilita en gran medida la cooperación del paciente y se evita riesgos de transmisión de infecciones entre pacientes. Por otra parte el examen puede hacerse sin dilatar la pupila aunque la mayoría de los especialistas prefieren realizar la prueba bajo dilatación pupilar. Es un examen bastante rápido, un segundo para la adquisición de cada tomograma, por lo que la evaluación completa de los dos ojos del paciente llega a tomar entre 5 y 10 minutos, sin producir ningún tipo de molestia a la persona pues ni siquiera requiere altos niveles de iluminación del ojo.

Las aplicaciones de este examen son múltiples pero se centran básicamente en enfermedades de la mácula (parte central de la retina) tales como, agujero macular, edema macular del diabético, edema macular por trombosis venosas, desprendimiento seroso de la retina, degeneración macular de diversas causas (la más importante es la edad), neovascularización sub-retiniana, coroidopatía serosa central, entre otras. Y más recientemente se ha empleado en la medición del espesor de la capa de fibras nerviosas que forman al nervio óptico siendo de gran utilidad en el diagnóstico precoz del glaucoma (hipertensión ocular que produce daño del nervio óptico) así como de enfermedades que afecten al nervio óptico y que sean capaces de producir atrofia del mismo, como la falta de riego sanguíneo que es otro de los factores relacionados con el daño del glaucoma.

En Santiago de Compostela el Centro Oftalmológico Moreiras cuenta con esta tecnología para la evaluación y seguimiento de las enfermedades oculares mencionadas anteriormente poniendo así al servicio de la comunidad las técnicas diagnósticas más avanzadas para el cuidado de la salud ocular.

RETINOPATÍA DIABÉTICA

¿Qué es?

Es una complicación de la diabetes que ocurre cuando la enfermedad ha afectado los vasos sanguíneos de la retina.

Cuando las paredes de estos vasos se alteran, se producen fugas de fluido, formación de otros vasos anormales (neovasos) y crecimiento de tejido fibroso. Cuando esto sucede, la retina no realiza bien su función, y la visión se deteriora.

El riesgo de desarrollar retinopatía diabética es mayor cuanto más tiempo haya pasado desde el inicio de la diabetes; pero el momento en que se presenta también varía, dependiendo del tipo de diabetes y del grado de control metabólico de cada paciente.

Síntomas

El síntoma principal es una disminución en la visión, generalmente debido a edema macular (acumulación de fluido en la parte central de la retina) o por hemorragia vítrea.

Es importante saber que la retinopatía diabética puede estar presente sin dar ningún síntoma.

Diagnóstico

Para su detección, el oftalmólogo examina el fondo del ojo con la ayuda de instrumentos ópticos de precisión.

Si se comprueba la presencia de retinopatía diabética, puede ser necesario realizar otros exámenes complementarios como: fotografías en color de la retina, angiografía con fluoresceína (inyectar un colorante en el brazo del paciente y tomar una serie de fotografías especiales) o realizar una Tomografía de Coherencia Óptica (OCT), para precisar detalles y planificar el mejor tratamiento.

Prevención

La mejor protección es la realización de exámenes periódicos a cargo de un oftalmólogo especializado.

Algunos pacientes con retinopatía diabética sólo precisan controles periódicos. Otros, requerirán tratamiento para detener el avance de la enfermedad, evitar las complicaciones y, si es possible, mejorar la visión.

Tratamiento con Láser

Al aplicar el láser en los vasos que provocan fugas, se puede reducir el edema macular.

Además, su aplicación en las áreas con poca irrigación de la retina limita la formación de neovasos responsables de hemorragias dentro del ojo.

Cirugía

Comprende procedimientos, como la vitrectomía, que están indicados en algunos casos de retinopatía diabética.

Mediante la vitrectomía, se pueden extraer las hemorragias vítreas, las proliferaciones fibrosas de los neovasos y tratar los casos más complejos de desprendimiento de retina.

Recuerde

– La actitud que usted tenga y el cuidado que ejerza al tomar los medicamentos y seguir la dieta apropiada para el control de la diabetes son esenciales. Cumpla con las recomendaciones de su médico especialista en diabetes.
– La retinopatía diabética puede estar presente sin que el paciente perciba ninguna alteración.Las personas que padecen de diabetes deben someterse a exámenes oftalmológicos al menos una vez al año.

LOS CUERPOS FLOTANTES

¿Qué son?

En ocasiones, podemos ver pequeños puntitos, nubes o telarañas que se mueven en el campo visual. Son los llamados cuerpos flotantes y suelen observarse con alta iluminación al mirar un fondo uniforme como un cielo azul, o un papel blanco.

Estos son pequeños fragmentos o condensaciones del humor vítreo, el cual es un líquido transparente de tipo gelatinoso que llena la cámara más interna del ojo. Aunque estos objetos parecen estar frente al ojo, en realidad flotan dentro de él.

Suelen presentarse con mayor frecuencia cuando se ha producido un desprendimiento del vítreo.

¿Pueden ser graves?

Cuando el humor vítreo se encoge y se separa de la pared del ojo (desprendimiento de vítreo), la retina puede desgarrarse.

Un desgarro en la retina es un problema serio porque puede llevar a un desprendimiento de retina, el cual requiere tratamiento con cirugía.

Le recomendamos que consulte con su oftalmólogo si repentinamente:

– Aparece un nuevo cuerpo flotante
– Ve centelleos o destellos de luz (cuando el humor vítreo tira de la retina, causa la sensación de centelleos)
– Si nota pérdida de la visión lateral. En el Centro Oftalmológico Moreiras, Usted podrá recibir una atención y tratamiento especializado con la más alta calidad para el adecuado manejo de las enfermedades de la Retina y el Vítreo.

Copyright © Centro Oftalmológico Moreiras 2013
Diseño y Desarrollo Diego Escobar Arevalillo