PATOLOGÍA ORBITARIA


Se incluye dentro de la patología orbitaria a todas las entidades que afectan a los tejidos orbitarios excepto el globo ocular ( cavidad ósea, músculos , grasa, nervio óptico , glándulas lagrimales, nervios y vasos que cruzan la órbita). El limite anterior son los parpados y el posterior la hendidura esfenoidal que comunica el seno cavernoso.

En la órbita pueden aparecer todas las patologías que existen en el organismo, desde una infección que se origina en un seno o una muela hasta cualquier metástasis de cualquier tumor que aparezca en el ser humano. La patología más frecuente son las inflamaciones autoinmunes, infecciones generalmente originadas en los senos maxilares y etmoidales, los tumores vasculares como angiomas cavernosos, angiomas infantiles, malformaciones y varices, linfagiomas y en algunas ocasiones fistulas arteriovenosas por trauma. También aparecen quistes de nacimiento que crecen con los años y se hacen vivsibles a partir de los 10-15 años como los quistes dermoides y a partir de los 50 años los mucoceles de los senos maxilares y frontales. En el último apartado aparecen los tumores de la órbita que pueden ser benignos ( tardan semanas y meses en crecer) y los malignos que crecen en pocas semanas como Linfomas , Carcinomas y metástasis de cualquier origen.

Tumor orbitario en espacio intracónico. Engioma cavernoso.

Estudio preoperatorio.

Es muy importante cuando aparece una lesión o tumor en la órbita que el paciente sea explorado por un especialista en órbita que tenga formación de la patología en las áreas vecinas de otorrinolaringología ( conocer senos y fosa nasal ), en el área de neurocirugía para saber que sucede con los tumores cerebrales que se extienden a la órbita a través del techo orbitario y al revés, conocimientos de cirugía maxilofacial para poder trabajar y manipular los huesos orbitarios y conocimientos de diagnóstico por imagen para saber interpretar ecografía A y B de orbita , Scanner o TC de orbita y también Resonancia Magnética de la órbita porque nadie mejor para interpretar las imágenes que el que conoce bien la clínica , la patología y la anatomía patológica para poder llegar en un 90% a la hipótesis diagnostica antes de hacer la intervención quirúrgica cuando sea necesario.

Tumor intracónico -Swannoma con espacios quísticos que producen exoftalmos

 

Además del conocimiento de las pruebas diagnósticas, el especialista en órbita u orbitologo tiene que saber cuál será la vía de abordaje ideal según se localice el tumor orbitario alrededor del globo ( extraconal ) o detrás del globo entre los músculos y las paredes óseas ( intraconal).

Desde hace más de 25 años, hemos diseñado nuevas vías de abordaje quirúrgico en los tumores de la órbita sin necesidad de hacer osteotomías (sin retirar la pared ósea lateral de la órbita). Hacemos microcirugía por incisiones pequeñas de 12 mm o a través del pliegue del parpado superior o en los tumores por debajo del nervio óptico vamos por la conjuntiva haciendo una pequeña incisión en el canto externo que no deja cicatriz

 

Tumor intracónico que desplaza el globo ocular y comprime el globo ocular

y comprime el polo posterior.

 

Microcirugía por vía palpebral inferior para extraer el tumor en el cono.

 

 

Postoperatorio op 2 meses

 

Hemos transmitido nuestra experiencia en múltiples trabajos publicador e revistas españolas y extranjeras y durante 20 años hemos publicado varios libros con nuestra experiencia en casi 6.000 casos de orbita y tiroides. En 2018 se publica el último libro en ingles con todas las nuevas vías de abordaje y nuevos tratamientos en la enfermedad tiroidea ocular que son referencia mundial. Podemos afirmar que Santiago de Compostela es referencia mundial en patología orbitaria desde hace más de 20 años y prueba de ello son los más de 12 oftalmólogos de todo el mundo que vienen a la clínica a especializarse en estas patologías