RETINA Y DIABETES

Técnicas para su cuidado

 

El Departamento de Retina y Vítreo del Centro Oftalmológico Moreiras tiene como objetivo ofrecer el mejor tratamiento, tanto médico como quirúrgico, de las enfermedades vitreoretinianas.
Para ello contamos con las más avanzadas técnicas diagnósticas: retinógrafo, Tomografía de Coherencia Óptica (OCT Triton de Topcon), angio-OCT, angiógrafo… y los mejores equipos para su tratamiento: láser Diodo, vitreotomo Constellation de Alcon…
La retina es el tejido nervioso que tapiza la superficie interior del ojo y transforma las imágenes en impulsos nerviosos que son trasladados al cerebro a través del nervio óptico. Al tratarse de tejido nervioso, las patologías retinianas pueden provocar importantes pérdidas visuales

 

La zona central de la retina se denomina mácula y es la que nos permite la visión central, la lectura, la percepción de pequeños detalles…
El vítreo es un gel transparente que rellena el ojo por dentro.

PATOLOGÍAS

RETINOPATÍA DIABÉTICA

Es una complicación de la diabetes que ocurre cuando la enfermedad ha afectado los vasos sanguíneos de la retina.
Al alterarse las paredes de los vasos sanguíneos, se producen fugas de fluido, formación de vasos anormales (neovasos) y crecimiento de tejido fibroso. Cuando esto sucede, la retina no realiza bien su función, y la visión se deteriora.
El riesgo de desarrollar retinopatía diabética es mayor cuanto más tiempo haya pasado desde el inicio de la diabetes; pero el momento en que se presenta también varía, dependiendo del tipo de diabetes y del grado de control metabólico de cada paciente.

Retinopatia diabética en fondo de ojo con hemorragias y exudados. Retinopatia de tipo medio y avanzado

 

Imagen de fondo de ojo y OCT de macula en retinopatía diabética. Se observa edema macular difuso en el OCT.

Síntomas
El síntoma principal es una disminución en la visión, generalmente debido a edema macular (acumulación de fluido en la parte central de la retina) o por hemorragia vítrea.
Es importante saber que la retinopatía diabética puede estar presente sin dar ningún síntoma.

Diagnóstico
Para su detección, el oftalmólogo examina el fondo del ojo con la ayuda de instrumentos ópticos de precisión.
Si se comprueba la presencia de retinopatía diabética, puede ser necesario realizar otros exámenes complementarios como: angiografía con fluoresceína (inyectar un colorante en el brazo del paciente y tomar una serie de fotografías que permiten valorar la función vascular) o una Tomografía de Coherencia Óptica (OCT), para precisar detalles y planificar el mejor tratamiento.

Prevención
La mejor protección es la realización de exámenes periódicos a cargo de un oftalmólogo especializado.
Algunos pacientes con retinopatía diabética sólo precisan controles periódicos. Otros, requerirán tratamiento para detener el avance de la enfermedad, evitar las complicaciones y, si es posible, mejorar la visión.
Tratamiento con Láser
Al aplicar el láser en los vasos que provocan fugas, se puede reducir el edema macular.
Además, su aplicación en las áreas con poca irrigación de la retina limita la formación de neovasos responsables de hemorragias dentro del ojo.
En ocasiones es necesario el tratamiento con fármacos que se inyectan dentro del ojo, como corticoides o antiangiogénicos (inhiben la formación de vasos anómalos)

Cirugía
Comprende procedimientos, como la vitrectomía, que están indicados en algunos casos de retinopatía diabética.
Mediante la vitrectomía, se pueden extraer las hemorragias vítreas, las proliferaciones fibrosas de los neovasos y tratar los casos más complejos con desprendimiento de retina.

Recuerde
– La actitud que usted tenga y el cuidado que ejerza al tomar los medicamentos y seguir la dieta apropiada para el control de la diabetes son esenciales. Cumpla con las recomendaciones de su médico especialista en diabetes.
– La retinopatía diabética puede estar presente sin que el paciente perciba ninguna alteración.Las personas que padecen de diabetes deben someterse a exámenes oftalmológicos al menos una vez al año.

DESPRENDIMIENTOS DE RETINA
Es una separación de las capas internas de la retina (retina neurosensorial) de su capa más externa (capa del epitelio pigmentario)

.

 

Causas:
La causa más frecuente son los desgarros retinianos que pueden ser secundarios a desprendimiento de vítreo, degeneraciones periféricas de la retina o traumatismos.
En otras ocasiones se produce como complicación de enfermedades como la diabetes, tumores o inflamaciones de la retina.

Síntomas:
-Miodesopsioas: visión de moscas o filamentos

-Fotopsias: destellos luminosos
-Pérdida de campo visual: visión de una nube o sensación de gota de agua en una zona del campo visual
-Pérdida de visión: cuando afecta a la mácula
Si nota alguno de estos síntomas acuda de manera urgente

Tratamiento:
Dependiendo del desprendimiento existen distintos tratamientos o una combinación de varios de ellos
– Láser o criocoagulación (aplicación de frío) para hacer una cicatriz que fije la retina a las capas más profundas.
-Cirugía estraescleral, que consiste en colocar una banda de silicona entorno al ojo, que aplica presión, acercando las capas más externas del ojo hacia la retina desprendida. Se aplica láser o criocoagulación sobre los desgarros que originaron el desprendimiento.
-Vitrectomía: procedimiento quirúrgico en el que se extrae el vítreo para eliminar adherencias o tracciones. Se aplica láser o frío en los desgarros y se inyecta un gas en el ojo que empuja a la retina contra las capas más externas (esto obliga, enel postoperatorio, a mantener la posición mirando hacia abajo). En ocasiones es necesario realizar también cirugía extraescleral.

DEGENERACIÓN MACULAR ASOCIADA A LA EDAD (DMAE)

Es una degeneración de la mácula (zona central de la retina) que aparece en algunos pacientes con la edad, produciéndose una acumulación de productos de desecho que las células de esa zona no son capaces de eliminar.

Tipos de DMAE
-DMAE SECA: Es la más común y afecta al 75% de los pacientes. Se produce un depósito de sustancias de desecho y un progresivo adelgazamiento macular. Puede evolucionar a la forma húmeda

-DMAE HÚMEDA: Se forman vasos sanguíneos anómalos (neovasos) que provocan fugas de líquido o hemorragias

Sintomas:
Pérdida o deterioro progresivo de la visión central en personas mayores de 60 años. Los afectados notan que al leer las letras se distorsionan, pueden ver torcidas las líneas rectas.
En las formas húmedas la pérdida visual es más rápida

Diagnóstico:
Es necesario realizar una exploración del fondo de ojo bajo dilatación pupilar.
Se llevan a cabo estudios de OCT y angioOCT (que hoy en día permiten en un elevado número de casos ver los neovasos que aparecen en las formas húmedas, sin necesidad de inyectar contrastes). En ocasiones es necesario realizar una angiografía (para ver los vasos retinianos mediante la inyección de un contraste intravenoso)

Tratamiento:
En la actualidad no existe tratamiento para las formas secas. Se prescriben complejos vitamínicos para ralentizar la evolución de la enfermedad.
En la DMAE húmeda se utilizan fármacos antiangiogénicos, que se inyectan en el ojo, que tratan de cerrar los vasos anómalos y evitar que se formen otros nuevos.